Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Chilanga Banda | October 24, 2014

Scroll to top

Top

4 Comments

5 leyendas aterrorizantes del metro del DF

5 leyendas aterrorizantes del metro del DF

Estaciones secretas, animales sobrenaturales y fantasmas, son sólo algunos de los protagonistas de las diversas leyendas que existen entorno al metro de la Ciudad de México,  el cual se ha convertido desde los años 80’s en uno de los mejores escenarios para dar origen a este tipo de historia fantásticas, las cuales muchos aseguran son reales.

A continuación te presentamos algunas de las que consideramos son las más terroríficas:

5. Estaciones secretas

La línea 2, las cual va de Taxqueña a Cuatro Caminos, esconde un secreto muy particular. Se dice que la estación del “Toreo” no es la última, pues podría estar conectada una base secreta, muy cerca al cuartel militar de esta zona, donde los soldados podrían tener la oportunidad de bajar y desplazarse de manera rápida al Zócalo en caso de disturbios o invasión.

También, de acuerdo a historias contadas por Héctor de Mauleón,  columnista de El Universal, en la línea 7, la cual va del metro Rosario a Barranca del metro, esconde entre las estaciones de Auditorio y Constituyentes una interestación la cual está destinada para salvaguardar al Presidente y su familia en caso de Guerra. Varios usuarios aseguran haber visto una especie de túnel, el cual serviría de entrada a este “bunker”.

4. El vampiro de Barranca del muerto

Después de leer esta leyenda, muy probablemente te queden muy pocas ganas de volverte a quedar dormido dentro del vagón. Se cuenta que hace muchos años un hombre no logró despertar durante el último viaje del día del metro de la línea 7. Ahí, en lo más profundo del túnel y en completa obscuridad, prendió su encendedor para tratar de localizar una salida; sin embargo, mientras inspeccionaba dentro del tren, encontró a un par de sujetos peleando, uno de ellos era una vagabundo y otro, un hombre muy delgado, como de 1.90metros de altura. Al tratar de indagar y separarlos, descubrió que uno de ellos, el más alto, mordía el cuello del indigente, quien parecía estarse desangrando. Al percatarse de esto, el protagonista de esta historia escapó por una ventana y salió corriendo hasta la estación más cercana, donde fue rescatado por las autoridades del lugar. Al narrar su historia, nadie le creyó, pues hasta el día de hoy los vampiros siguen siendo personajes de cuentos de terror, ¿o no?

3. Almas en pena dentro de los túneles del metro

Varias personas han decidido quitarse la vida aventándose a los rieles del tren, donde mueren electrocutados o arrollados. Muchos aseguran haber escuchado durante las noches los gritos de estas almas en pena que aún no han logrado ver la luz. En YouTube circulan videos donde se escuchan estos alaridos, tal y como se muestra en el siguiente clip:

2. La rata gigante de la Línea 3

Para nadie es un secreto que entre las vías del metro es común ver roedores; sin embargo, algunas persona afirman haber visto entre las estaciones de Indios Verdes y Universidad uno de grandes dimensiones.

La llamada “Rata gigante” de la Línea 3, ha causado impresión entre quienes la han visto, pues la describen como un mamífero único, con una cola larga, la cual se ve correr de un a extremo a otro entre las estaciones, sin que nadie hasta el momento haya tenido la oportunidad de fotografiarla. Algunos dicen que se trata de un demonio, y otros mucho más atrevidos, aseguran es un “hombre topo”.

1. La niña de la estación Termina Aérea

Ubicada en la línea 5, se dice que en esta estación suele aparecer entre los pasillos y vagones una niña de aproximadamente 8 años, la cual se acerca a los usuarios para pedirles que le ayuden a amarrar sus agujetas; sin embargo, al agacharse, las personas descubren que la infante no tienen piernas.

Otras personas han contado que la misma niña pide que jueguen con ella, y al momento de aceptar, ésta avienta sus juguetes a las vías, donde para sorpresa de los usuarios, se ve una cabeza humana y no la muñeca que la menor traía en la mano.

Blogalaxia