Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Chilanga Banda | 25 septiembre, 2018

Scroll to top

Top

¿Por qué a veces prefiero manejar?

¿Por qué a veces prefiero manejar?
faliahut

Tal vez encuentren este post extraño, desde que soy una self proclaimed biker… hasta el día que mi bicicleta fue robada de mi propia casa, triste, lo sé.
Sin embargo, a la hora de hacer el súper o ir por cosas pesadas o transportar mi mudanza, un carro es necesario.

A pesar de que me gusta contribuir al ambiente, caminando, andando en bici o usar el transporte colectivo, a veces por más que uno se levante de buena gana; el ver la desesperación de las personas, lo impresionantemente lleno del metro en las mañanas y los tiempos de espera, no son siempre para mí y me ponen de malas.

Ahí es cuando mi carro entra en acción, nada mejor que tu propio espacio personal, donde vas cómodo, escuchando la música que más te gusta y por qué no, dándole ride a alguno de tus amigos o coworkers porque claro, hay que apoyar al medio ambiente.

Además en cualquier apuro, con las conexiones vía bluetooth al carro, puedes empezar los calls importantes que tengas con tu equipo o clientes mientras esperas que el tránsito avance … y por qué no, hasta revisar los mails urgentes, desayunar, terminar de arreglarse y esas cosas que hacemos las personas que trabajamos en agencias y corporativos mientras Periférico, Alencastre o Constituyentes están hechos un bonito estacionamiento.

De hecho, este post lo estoy escribiendo desde la comodidad de mi Cruze 😉