Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Chilanga Banda | 22 abril, 2018

Scroll to top

Top

Un Jetta para el caos de esta ciudad

Jetta

Todo el mundo tiene un Jetta, al menos en la cabeza… Bueno en realidad varios de mis amigos tienen uno y es el próximo carro de otros cuantos, vaya, hasta mi ex tiene uno (que a veces me presta) y mientras tanto yo soy feliz en la bici.
Honestamente no me quejo, el caos vial de esta ciudad y la básicamente nueva cultura tanto de conductores y peatones, hace las cosas peor.

Voy a soltar un poco de TMI, pero siendo niña, hay días en los que no puedo usar la bici, por razones biológicas (ya se imaginarán por qué) y les juro, que cuando eso pasa, nada me agradaría más que estar manejando cómodamente mi auto, gritando, cantando, mientras disfruto del estacionamiento es que Viaducto después de las 6 pm o los cuellos de botella que se hacen en Reforma con Niza y Salamanca.

Les juro que amo manejar, hasta he considerado ser chofer los fines de semana, pero esa ya es otra historia. Sin embargo, encontré un spot de jeta que me llamó la atención porque me identifico un poco con lo antes comentado arriba.

Otra de las cosas que me llamó atención, es que el slogan que he conocido del Jetta, me lo cambiaron, lo cual me causó un poco de conflicto porque en realidad la costumbre y cariño que le tengo al pasado (puesto que en la escuela me tocó hacer análisis de slogan memorables) hizo que el nuevo no me gustara.

De hecho, hay una historia que no sé si sea cierta o no, con la creación de tan memorable frase. Dicen que Rul Cardós, en aquellos tiempos (hablamos de los años 90) trabajaba con Enrique Gilbert, le llevó la frase y que al mostrársela al cliente quedó tan fascinado con el slogan que invirtió una buena cantidad de dinero en la campaña. Sea cierta o no, es de esas cosas que no se te olvidan.

Lo cierto es que los tiempos cambian, el Jetta ha tenido varios modelos y hasta un nuevo slogan, pero hay una cosa que si no ha pasado. No tengo el mío :C